ACNÉ | Mi experiencia + Consejos.

¡¡Muy buenas!! ¿Cómo van? Espero que hoy estén muy muy bien en este día feriado que hace un día hermoso, perfecto para aprovecharlo. Hace mucho tiempo me estuve planteando si escribir o no este post, tenía más que nada una inseguridad increíble por el "qué dirán" porque este siempre fue (y es) un tema delicado para hablar, por lo menos en mi caso. Sin embargo, creo que ya estoy en un momento de mi vida en el que puedo hablar de esto sin ponerme mal y, es más, a lo mejor alguien que lea esto de casualidad y esté pasando por una situación similar pueda sacar algún concepto interesante o alguna buena energía (por así decirlo) de este post. Así que, dejemos de hablar y LET'S GO.



Aclaración importante antes de empezar:
Lo que están por leer es mi experiencia, historia y relación con el acné, así también el cómo lo "superé". Antes de hacer este post, consulté tanto con profesionales dermatólogos y cosmetólogos que se especializaron en la materia que, no sólo me han atendido en mi caso, sino que tienen su trayectoria. Si menciono algún producto en particular, tengan en cuenta consultar a un médico antes de usarlo, para asegurarse que no va a dañar la piel. 






Creo recordar, si no me falla la memoria, que mi primer granito como tal lo tuve a eso de los 11 años cuando estaba casi terminando sexto grado de la primaria. Es un momento de la vida donde uno se empieza a desarrollar como adolescente pero, en mi caso, aún no era señorita. Sin embargo, si tuve un problema de peso importante, donde llegué a pesar como 10 kilos más de los que correspondían teniendo en cuenta mi edad y mi estatura (en ese momento 1,50 metros, a lo mejor). 
Fui con el médico pediatra que me atendió durante toda la vida (además había atendido a todos mis hermanos mayores) y me dijo sin tapujos que tenía un problema de obesidad, que eso ponía en riesgo mi salud y que tenía que bajarlo. Pasó el verano 2009-2010 y yendo a la pileta del club al que iba, comiendo mucha fruta y verdura, terminé bajando naturalmente todo ese peso. 

Mi rostro en el verano de 2015

Ya en la secundaria... el problema comenzó a notarse. Hasta ese momento tenía una piel prácticamente perfecta pero creo que afectó (aparte de haberme convertido en señorita con 12 años y medio más o menos) el tema del bullying que sufrí en el primer colegio secundario al que asistí. Ahí la cosa se complicó y comencé a retraerme un montón como persona, perdí parte de ese carisma que solía tener de chiquita y no lo volví a recuperar.

Me cambié de escuela (2012) y decidí comenzar de cero y ahí el tema con mi acné se complicó bastante, como si todo lo malo que viví en mi anterior colegio se hubiera expresado en mi cara. Llegó un momento donde mis padres me vieron cómo tenía la cara y cómo me la trataba yo en el sentido de que no tenía un cuidado especial más allá del lavado de cara todas las mañanas. Además, literalmente cuando estaba dormida me arrancaba granitos. Me decían que era más que nada mi culpa, que no me lavaba la cara, que comía porquerías, que esto que lo otro y eso no me ayudaba pero para nada. 

Finales de 2014

Mi propio rostro se convirtió literalmente en un cráter de meteoro de tantos granitos, cicatrices y todo junto. Para colmo, al ser tan blanquita, las rojeces destacaban aún más. No quería salir de mi casa, no quería que nadie me mirase y menos que menos quería que me tomasen fotos, imagínense que tanto en mis redes sociales de ese momento nunca puse fotos mías por alrededor de dos años. (Las fotos que les estoy poniendo son desde 2014 en adelante). Es más, pueden ver las fotos y decir "Fedra no tenés tantos granitos"... Chicos, hay algo llamado "filtros" que te hacen aparentar tener una piel perfecta. También, las fotos de cuando estaba con sobrepeso me deshice de ellas en un arranque de locura con 14 años y también eliminé todas las fotos de mis 15 años porque no consentía que nadie las mirase.

Fue entonces que a partir de 2014 dije "ya fue" y acepté mi problema pero cometí el error de pensar que era algo con lo que tenía que vivir y que se tenía que quedar ahí. No intentaba ocultarlo y tampoco solucionarlo. 

En 2015 comencé a cuidarme un poco más la piel por el tema de que egresaba, la recepción y todas esas cosas y aunque logré controlarlo un poco, no desapareció y esa vez decidí maquillarme las imperfecciones y los granitos y prácticamente lo logré. Por tutoriales y mi madre (que es cosmetóloga) aprendí a taparme los granitos con maquillaje. Fue entonces que le agarré ese "gusto" por EL maquillaje, pero no por una cuestión de "tapar" las inseguridades, sino como un modo de inconscientemente decir que mi cara no era un impedimento.

Comienzo del verano 2015.

Primavera 2015.

Mi recepción (19 de Diciembre de 2015).

Me di cuenta, con ya 18 años, que a lo mejor no podía parar el tema del acné de forma natural, es decir con el paso del tiempo, así que decidí ir al dermatólogo quien comenzó a recetarme una cosa y otra y, cierto día mucho tiempo después, decidió ofrecer tratarme con el famoso "roacután" que básicamente es isotretinoína que, en forma muy burda, "envenena" tus glándulas sebáceas para que dejen de producir el sebo y, por lo tanto, dejen de producir grasa y acné, esto lo tendría que tomar por alrededor de 6-8 meses. Cuando se lo dije a mi vieja, ella se hizo muy para atrás y decidió que no iba a hacerme ese tratamiento ni en pedo. Por otra parte, yo había decidido consultar con amigos, compañeros y allegados que sabía que habían tomado esa medicación y me contaron sus experiencias y la verdad es que también me asusté y dije "nope, ni en pedo".

De un mes para el otro (de junio a julio de 2017) me dejaron de salir granos. No sé si fue porque dejé de estar estresada por la facu o qué se yo, pero me dejaron de salir granitos y, si me salía alguno, era porque no me desmaquillaba o no me lavaba la cara. Y hasta el día de hoy ya no tengo granitos y toco madera para poder mantener este estado de mi piel donde, además de la constancia y la paciencia, puedo mantener controlada esta situación.


Marzo 2017.


PRODUCTOS.

  • ACNOXIN:
Este es mi elemento fundamental que usé para poder básicamente desinfectarme la cara y también para poder secar los granitos. Este producto contiene ácido salicílico que seca y desinfecta los granitos y también elimina el residuo de sebo que pueda obstruir los poros. Esto lo recomiendan usarlo dos veces al día (de mañana y de noche) pero yo recomiendo usarlo sólo de noche por el hecho de que, al estar en contacto con el sol, pueden llegar a agravar las manchas que producen las cicatrices. Además, cuando estamos descansando la piel, el acnoxin puede actuar de forma más efectiva y tratar mejor la piel que cuando estamos activos. Además, viene en distintos formatos pero el que yo utilizo es el líquido que todas las noches sin falta aplico un poco en un algodón y lo paso a toquecitos por todo el rostro y donde lo necesite. Esto lo pueden conseguir en cualquier farmacia y sale entre $150 o $200 depende del lugar a donde vayan pero, al durar de uno a tres meses, su precio es conveniente. 



  • RAPID CLEAR: Exfoliante de uso diario para puntos negros (NEUTRÓGENA):
Para aquellos/as que prefieran una limpieza profunda después de un día largo o de mucho calor o si, después de quitarse el maquillaje, prefieren limpiar a profundidad la piel, este es un buen y efectivo producto para mantener la piel limpia y suave sin dañar la piel. Como es un elemento de uso diario no causa un efecto negativo en la piel pero, especialmente, durante una ducha caliente (con el vapor que abre los poros) esta crema penetra aún más los poros, eliminando cualquier tipo de suciedad que obstruye y puede causar algún granito. 



  • OIL FREE CLEAR WASH: Gel de limpieza facial (NEUTRÓGENA):
Creo que este es uno de los mejores jabones en gel que hay en el mercado debido a la gran efectividad que tienen sobre la piel, lo bien que la dejan, el efecto radiante y saludable que dan es precioso. Además, tiene un perfume muy lindo que es agradable y se impregna es tan lindo que lo usan y no van a querer dejar de usarlo. Además dura un montón y no importa si lo usás de mañana, tarde o noche o en los tres momentos del día, no te va a afectar de forma negativa en la piel. 


  • OIL FREE ACNE WASH: Gel de limpieza facial para pieles con acné (NEUTRÓGENA):
Este es un producto ya especial para pieles con acné que ya contiene ácido salicílico y en un Favoritos del año pasado dije que dejaba muy seca la piel, en el sentido de muy tirante, sensación que desde luego llega a ser incómoda. Pero ahora que lo tengo de nuevo conmigo, no me la deja tan reseca, seguramente porque habrán cambiado la fórmula de modo que no sea tan abrasiva a la piel en ese modo, para que pueda utilizarse de forma diaria sin ningún problema. Si buscan también algo más asequible, el jabón en barra de esta misma marca es también muy efectivo. Sin embargo, prefiero no utilizar jabones en barra debido a que constantemente están en contacto con muchas superficies que pueden no estar limpias y, por lo tanto, está expuesto a bacterias que pueden hacer mal a la piel. De todas formas, esta es ya una preferencia personal de cada uno.



  • HIDRA TOTAL 5: Crema hidratante matificante (L'OREAL PARIS):
Ustedes deben pensar que, si tienen la piel grasa (como es mi caso), lo que menos deben necesitar es hidratación. Ese es una equivocación grande como una casa. En realidad, todos los tipos de piel requieren de hidratación, en lo que varía es el tipo de hidratación. En mi experiencia personal, pude comprobar que el Hidra Total 5 ha satisfecho todas las necesidades de hidratación más el plus de cerrar los poros, disimular un poquito las imperfecciones y también matitficar el rostro. Para mi tipo de piel también recomiendan las cremas hidratantes en formato gel, que son mucho más livianas o las que estén indicadas para las pieles mixtas grasas. También L'oreal lanzó la línea fresh del Hidra-Total 5 que es la misma crema pero en un formato gel, pensada más que nada para las próximas fechas de primavera verano donde igualmente necesitamos de la hidratación, además de la ventaja que las cremas en formato gel o a base de agua se absorven más rápido que una crema común. De todas formas, esta crema tiene una rápida absorción y dura muchísimo. Imagínense que la compré en marzo de este año y ahora en dos semanas más o menos se me estará terminando el producto y sólo por $200 en farmacity: más que conveniente y económico.



  • MASCARILLA: Matificante-Purificante de Arcillas puras con Eucalipto (L'OREAL PARIS).
Este fue mi más reciente descubrimiento que la verdad que amé completamente. En las líneas de belleza y cuidado de la piel y el cabello se han puesto en tendencia las líneas detox que pretenden estar hechas con elementos lo más naturalmente posible y, preferentemente, sin químicos. Una de las primeras líneas que se embarcó en esta ideología detox del cuidado de la piel fue L'oreal con el lanzamiento de tres tipos de mascarillas. En mi caso, la que he estado utilizando es la verde que matifica y purifica y vaya si lo hace. Si la uso suelo hacerlo de noche para que, combinado con el acnoxin, la piel se vea hermosa de verdad o, si tengo algún evento importante, me la aplico antes del maquillaje (previamente me lavo la cara con el exfoliante y el jabón mencionados anteriormente). Tengo pensado probar también las otras dos mascarillas de la línea por sus excelentes recomendaciones en bloggers, youtubers e incluso amigos cercanos con pieles mixtas-grasas. Este producto es recomendable usarlo una vez a la semana o cada quince días y, además, dura muchísimo el pote, es súper higiénico y nada aparatoso para guardarlo en el tocador.


  • TOALLITAS DESMAQUILLANTES:
Por supuesto, si utilizás maquillaje seas chico o chica, por una cuestión de evitar desastres les recomiendo más que otra cosa utilizar las toallitas desmaquillantes por si no tienen tiempo o directamente quieren hacer el trámite lo más rápido posible. Sin embargo, remover el maquillaje con este producto no garantiza que esté limpia por lo que tienen que a continuación lavarse el rostro con su jabón de rostro de preferencia.
Hay para todos los tipos de piel y gustos, de todas las marcas y con una gran variedad de precios para que podamos elegir el que mejor nos siente.



Creo que, en estos 6/7 años donde estuve lidiando con mi acné, pude sacar los siguientes consejos que también pueden servirles a ustedes:


NO ES TU CULPA.

Siempre vas a encontrarte a alguien (familia, amigos, conocidos, lo que sea) que te van a decir que tu acné se debe a que no te lavás el rostro o porque comés esto o lo otro. Quiero que sepan que no es su culpa, es algo externo a nosotros, no tenemos el entero control de nuestro cuerpo y más en una edad como la adolescencia donde los cambios físicos pueden llegar a ser tan extremos y la piel no vuelve a ser la misma de antes. Con respecto a la comida, el mito ese de que el chocolate y la mayonesa producen acné es más que falso. Pueden existir comidas o aderezos que tengan alguna reacción en su piel porque tal vez sean alérgicos, pero si tienen eso ya que consultarlo con un médico. Pero lo más importante es que no deben sentirse mal por las personas que digan que es su culpa, por más que no lo digan con una mala intención. 


PACIENCIA Y CONSTANCIA. 

Siempre me caractericé por ser una persona muy impaciente, quiero las cosas en el momento y un error que cometí durante mis tratamientos es que quería, de un día para el otro, tener una piel absolutamente perfecta. La batalla contra el acné es muy ardua y se tiene que pelear todos los días, siendo siempre constante tanto en los productos que se utilizan como en la medicación especial que toman para esta situación si es su caso. 
La excusa por "falta de tiempo" nunca es válida porque siempre se puede sacar tiempo hasta de donde no lo hay. Si por las mañanas no tenés tiempo de limpiarte el rostro, levantate temprano, si por la noche estás muy cansado y no tenés ganas, mientras estás esperando a la cena o y bien llegués a tu casa, desmaquillate si lo necesitás y limpiate el rostro, incluso si saliste a bailar y volviste detonado y lo que querés hacer es dormir, tampoco hay excusa porque por un sólo día que faltes al tratamiento, podés perder todo por lo que estuviste trabajando e invirtiendo tiempo y también tu dinero. 
Con respecto a la constancia, puede ser que los resultados no vengan de un día para el otro o de una semana a la otra o el producto no les resulte efectivo. Pero nunca hay que rendirse en el objetivo de mejorar la calidad de vida de nuestra piel, hay infinidad de productos, de precios y de especialistas que siempre va a haber uno que nos va a traer la constancia de haber persistido en el objetivo. 


NO SEAS NEGATIVO.

Me di cuenta, sobretodo en el último tiempo, que la actitud que le ponés vos a la vida es cómo se refleja después en tu propia cara. Obviamente, no todos los días soy un rayito de luz que irradia positividad, pero trato de que ni un día malo ni nada me intente empañar lo bueno que tiene la vida. Nadie es su acné y menos que menos te convierte en otra persona o te modifica la personalidad y si alguien te llega a juzgar por esta condición en tu rostro, sus palabras no deberían para nada cambiar la opinión propia y debería importar la opinión de la gente que de verdad ha estado para nosotros en las buenas y en las malas. 
De todas formas, cuando siento que se me viene la nube negra encima pienso "estoy 5 veces mejor que la semana pasada, 10 veces mejor que hace 3 meses y 1000 veces mejor que hace 3 años". Les juro que, a día de hoy, con las cicatrices y todo, es un alivio haber recuperado esa confianza en mi piel que pensé que nunca la iba a recuperar. Yo sé que mi piel puede estar mejor y que, con el tiempo, va a ser así.

Ultima foto de mi rostro (29 de Julio de 2017).

Pero bueno, esto fue todo con respecto a esta entrada un poco más personal, más seria por así decirlo. Espero que no les haya aburrido, que se hayan sentido informados y también hayan sacado algún concepto interesante de este post. 
Me gustaría que me dejen en los comentarios si pasaron por esta situación, si tuvieron acné, si se les fue, si la están remando y si utilizan o recomiendan algún producto que no mencioné y puede ser que nos sea provechoso para todos los que estemos por acá. 
Nuevamente les agradezco por estar una vez más del otro lado de la pantalla siempre con la mejor de las ondas y nos estaremos encontrando muy pronto en un nuevo post.







Comentarios

  1. ¡Hola!
    Nunca tuve mucho problema con el acné, pero me interesaron los productos para mantener la piel hidratada. No suelo fijarme mucho en estas cosas porque no tengo idea del tema, así que toda recomendación es bienvenida.

    ¡Gracias por la entrada!

    ResponderEliminar
  2. Le voy a pasar el dato a mi hermana que a veces se desespera con estas cosas. La verdad es que no sé si yo nunca tuve acné o si simplemente jamás me importó. Como no soy de la clase de chica que busca verse bien, usar maquillaje o vestirse "linda", la verdad es que ni me fijo XD. Es más, a veces salgo a la calle sin peinarme.

    Paso el enlace a mi hermana entonces =) gracias.

    ResponderEliminar
  3. Hola Fedrita!
    Nunca le dí bola a estas cosas hasta que leí un post el año pasado en donde ponían a los granos como un desbalance de hormonas (y ponele que me ¿asusté? en su momento) y comencé a cuidarme más. Hay épocas en donde tengo cara de culito de bebe, sin ninguna imperfección y hay meses en donde podría ser coronada como Miss cara de choclo.
    Mi "rutina" es una vez cada quince días exfoliar la piel y humectarla, una vez por semana lavarme con jabón neutro y humectar, y algún que otro baño de vapor. Si me sale algún grano salvaje, aplasto una aspirina con agua caliente y masajeo. A mi me funciona, por eso lo comparto (?
    ¡besos y gracias por el post y las recomendaciones de productos!

    ResponderEliminar
  4. Hola Fedra! Primero que nada, me alegra mucho que hayas podido ir superando los obstáculos que se te fueron presentando a causa de este tema. Siempre está bueno intentar rescatar lo bueno de todo, no? Sinceramente no me salen muchos granitos, y cuando me salen los dejo ahí hasta que se me van solos porque no tengo constancia para cremas y tratamientos jajaja pero las recomendaciones vienen bien, besos!

    ResponderEliminar
  5. ¡Fedra me encanto este post! Creo que siempre es bueno hablar de lo que realmente tenemos ganas, y ya que tenemos este espacio hay que aprovecharlo. ¡Que no nos importen lo que puedan pensar!
    Por suerte no sufro de acné, es decir, siempre tengo algún granito pero realmente no mucho. Si sufro de otros problemas por lo que se lo feo que puede llegar a ser la mirada del otro, y como nos lastima. ¡Realmente es genial que lo hayas superado y hoy lo lleves bien! El acne es algo tan común en la sociedad, así que esta bueno hablarlo. Tu experiencia le puede servir a otro.
    Un beso! Mica.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario