miércoles, 25 de noviembre de 2015

Chau, secundaria.

El día de hoy es especial. Más que nada porque hay una luna preciosa y, sin duda alguna, va a iluminar toda esta noche. Pero no sólo por eso es especial: hoy termino mis estudios secundarios.
Siempre me imaginé cómo iba a ser la culminación de mis estudios. Estuve 12 años estudiando, viendo crecer a las mismas personas, adquiriendo conocimientos que iban más allá de las carpetas.
La secundaria no es un cielo, nunca lo es. Pero cuando llega a acercarse un poco... no nos damos cuenta. Las mejores cosas pasan cuando no nos estamos dando cuenta. Pero las disfrutamos y así hacemos que valgan la pena vivir todos los días. La secundaria es ese lugar donde por lo menos pude comenzar a perderme en un camino, me embarré de lágrimas y pataleos por un chico que no me hizo caso y también de arrepentimiento por alguna equivocación... pero después, con el tiempo, me di cuenta que las equivocaciones te abren los ojos a una lección y, si no aprendiste a la primera, el destino se encarga de que te vuelva a pasar para que aprendas.
En la secundaria aprendí qué tanto quiero a los que tengo cerca: a mi familia, a mis amigas, a mis amigos, a cierta persona especial. Pude abrirme a gente que nunca pensé que sería tan cercana a mi corazón. Aprendí cómo la vida cambia en menos de dos minutos y con un whatsapp en medio de un cumpleaños y también cómo un mensaje tan simple como un "felicitaciones" o un "mandá al carajo a todos y hacé lo que vos querés" te puede dar una sonrisa tan grande. Las personas que nos deja la vida son regalos, aunque no se crucen con nosotros para hacernos felices. De todo se aprende y de todos se aprende. Hay un momento en la existencia de cada uno que nos preguntamos si la vida tiene algo más que enseñarnos y, en el momento menos esperado, aparecen dudas tan profundas que nos hacen llorar sin motivo, nos hacen reflexionar, nos hacen conmovernos con nuestra sola existencia.
Ahora... llega el final; el telón de una obra de la cual me encantó ser espectadora y co-autora, porque no la escribí yo sola, está por caerse para después levantarse y comenzar una nueva propuesta.
Llego a la conclusión de que tenemos que, a veces, darnos un día para decirle a esas personas que hacen nuestra vida luminosa lo que significan para nosotros: una tarde para dedicarle una carta, una canción, un "te quiero", un detallito que puede ser tan simple como un caramelo, una sonrisa, un consejo o un abrazo porque después, en un futuro, las posibilidades de hacer estas cosas pueden ser limitadas o casi nulas.
Algo, también fundamental, aprendan a quererse, a hacerse respetar, pero no de una manera agresiva. Sean firmes con los desafíos que les de la vida, no tengan miedo de decir lo que sienten, no se culpen por consentirse de vez en cuando y, lo más importante, que no les importa lo que otros digan, aunque a veces eso puede ser medio difícil.

En la secundaria se aprende todo esto y no te das cuenta que lo aprendiste, hasta que ves ese edificio que te educó, te formó y te acogió todos estos años, con unos ojos diferentes: con ternura, con melancolía o tal vez con unas lágrimas.
Estos años fueron los mejores, aunque se hayan cruzados algunas piedras... no podría haber disfrutado más de esta experiencia.



8 comentarios:

  1. Hola!
    Terminar la secundaria te deja esa clase de vacío y melancolia que te deja el dejar un lugar conocido. Y cuando finalmente se cierran las puertas y tu quedas del otro lado lo ves todo en retrospectiva y ves todo lo que te sucedio, lo bueno y lo malo y ves cuanto has cambiado.
    O al menos eso me sucedió a mi, jajaja!
    A partir de ahora comienza otra etapa en tu vida, te deseo mucha suerte!!!
    Nos leemos, Cati-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cati!! Muchas gracias por tu comentario jajajaja y también me alegra que te hayas sentido un poco identificada, mucha suerte a vos también!! Besos :)

      Eliminar
  2. ¡Hola Fedra! Qué lindo todo lo que escribiste... qué linda reflexión♥. Sin dudas disfrutaste mucho de esa etapa y se te ve ansiosa y emocionada por empezar una nueva. Te deseo lo mejor en este camino que terminaste y sobre todo en el que estás por comenzar, que es ser comunicadora social!! Vamos a ser colegas jajaja eso es genial.
    Te mando un beso y ah, cuando quieras decime y hacemos eso en conjunto que habíamos arreglado :)

    Aylu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Aylu!! Gracias por el comentario y ya te escribo con respecto a lo que arreglamos ;) un beso!!

      Eliminar
  3. Hola! Yo hace algunos años que terminé la secundaria, pero fue más o menos como vos lo decís. Y es re lógico que te agarre melancolía y que no quieras que termine, pero lo que viene también tiene cosas geniales y muy cautivantes! Me encanta que hayas podido disfrutar de esa etapa, yo siempre pienso que uno es feliz si logra sacarle el máximo jugo a lo que vivió, y por lo que leo de vos veo que se lo sacaste nomás.
    Ojalá que tengas mucha suerte en esta etapa de la facultad, que es una gran etapa también, y ojalá que te sigas viendo con tus amigos del secundario, las amistades hechas en esa época son las que duran para toda la vida!

    Te mando un beso

    Esteban

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Esteban, de verdad gracias por el comentario, disfruté mucho la secundaria y espero que la facultad también sea una etapa linda. Definitivamente los amigos de la secundaria son los que están para toda la vida!!!
      Un beso para vos también :)

      Eliminar
  4. ¡Hola!
    Ayer mi hermana termino la secundaria,y salieron del colegio pintadas,con tambores,sonriéndose con alegría y algo de nostalgia entre ellos.Salieron cantando y se fueron a recorrer las calles tirando espuma y felicidad.Yo los seguí de cerca con mis amigos,cantando sus canciones,porque en este momento todavía no son nuestras, nos miramos y nos apartamos un poco,cruzamos de calle (después que me tiraran espuma,claro) y los dejamos festejar,porque era su fiesta en ese momento,y se adelantaron y los adultos los miraban recordando su despedida,pensando en todas las lagrima y risas que derramaron en esa época.
    Con mis amigos prometimos hacer el doble de líos,de gritos,nos reímos y de la vereda de enfrenta seguíamos cantando sus canciones.Y nos miraban porque no era nuestro momento,pero estábamos felices por ellos.Y nos aferramos a nuestra secundaria y con la mirada nos dijimos que haríamos que valga.
    Saludos! Muchas felicidades y que te vaya excelente en esta nueva etapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario! La verdad es que como me contaste la experiencia de tu hermana lo vi en cámara lenta, como si fuera una peli jajaja :P viví la etapa a full como si no hubiera un mañana o un ayer (así me dijo una amiga que terminó cuando yo estaba por empezar 6to año)
      Un beso!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...