lunes, 29 de diciembre de 2014

Entrevista a Vanina Rodríguez.

¿Qué tal andan hoy? Luego de muuuuuuuuuuuuuucho prometerlo, por fin puedo publicar esta entrevista que les tenía a deber y ahora puedo publicarla. ¡Espero les guste!

Sobre vos...
1- ¿Cómo descubriste que lo tuyo era escribir?
Me encantaba que me leyeran cuentos y cuando pude hacerlo sola no solo comencé a descubrir diferentes historias y autores sino también a querer cambiar los finales o crear mundos nuevos. Así, a los ocho años, empiezo a jugar con mis primeros cuentos y a armar libritos con papel y cartulina.
Siempre lo disfruté muchísimo, si bien tuve etapas en las que escribía menos (muchas veces por falta de tiempo). De a poco fui creciendo y también mis escritos hasta llegar a las primeras novelas. Al finalizar la primera, "viaje de ida", me di cuenta de que ya no iba a parar.

2- ¿Qué es lo que más te agrada de escribir?
Sin duda, que escribir es una manera de expresar los sentimientos, las vivencias, los valores y las fantasías.
Lo curioso es que no escribo en orden y empiezo por el final, así siempre es una aventura llegar. Me divierto, me río, me emociono, es mágico.

3- ¿Recordás la primera historia/novela/cuento/relato que escribiste?
Si, se trataba de unos cuentos llamados "Historias de Fantasía". El primero de ellos contaba la historia de un nene extraterrestre (basado en un dibujo que nos hicieron ver en la escuela) que luego forma un grupo de amigos con los que vive varias pequeñas aventuras.
Previamente, sé que hubo algunos más pero yo siento que hay un antes y después de esta pequeña serie.

Sobre tus novelas Gemma y Perpetua...
4- ¿Cómo se te ocurrieron las tramas de aquellas historias?
En el caso de Gemma, la historia nace de un recuerdo de la infancia. Fue un compañero de la escuela quien inspiró el personaje masculino, Diego, y también un momento culmine de la novela. A partir de allí, fue creado el argumento, los personajes y su continuación Gemma, todo por vos, mezclando la realidad con la fantasía.
Perpetua, en cambio, surge de un sueño que envuelve literalmente a la protagonista principal, Abigail, y curiosamente, también tiene relación con una escena del final que sorprende y mucho. Es por eso que, cuando recibo comentarios de los lectores, y me preguntan acerca de qué inspiró el libro, recién ahí puedo comentarlo.
Pero una frase, un lugar, la música, una imágen, siempre pueden convertirse en el puntapié de una nueva idea.

5- ¿Cuánto tardaste en terminar ambos manuscritos?
Cada historia es especial y depende mucho del tiempo que pueda dedicarle, por supuesto. Gemma me llevó tres meses. Sinceramente sentí que fluyó mientras lo escribía y es la novela en la que más me identifico y aún hoy me sorprendo al descubrir todos los pequeños detalles que hay de mí en ella. Por eso elegí publicarla primero.
Por otro lado, fueron cuatro meses muy intensos en los que trabajé sobre Perpetua, hay más historias que se entremezclan, más personajes, hay mención a diferentes hechos históricos y otros de la actualidad también, como la desaparición de jóvenes. Puede pasar muchísimo en doscientos años.
Me resulta más difícil decir cuánto tardé en darle punto final a Gemma, todo por vos, mi última publicación, ya que la escribí casi al mismo tiempo que la primera parte.
A veces a las ganas y la constancia se le suma un poco la ansiedad, especialmente cuando veo que estoy terminando, pero la sensación al hacerlo es una emoción muy grande, una alegría y después una sensación de vacío hasta enamorarme del libro siguiente.

6- Mostraste a alguna de tus historias a algún familiar/amigo?
La verdad solía escribir en secreto, prefería no molestarlos, aunque siempre estuve segura de mis escritos (aún cuando soy muy crítica de ellos) y ahora me doy cuenta que es maravilloso recibir los comentarios y tanto cariño.
Fue recién cuando tomé la decisión de dejar de lado la timidez (especialmente a la hora de hablar) y publicar una de mis novelas que Ligia, la directora de Tinta Libre Ediciones, se convirtió la primera en leer tanto Gemma como Perpetua.

Como escritora publicada...

7- ¿Qué sentís al ver tus libros en bibliotecas/librerías?
Es una sensación muy linda, mezcla de emoción, alegría y agradecimiento, ver que mis historias ya no son sólo mías, que me miran desde una vidriera, por ejemplo, y unos días después de enterarme que el libro se fue a casa de alguien que no conozco a tener un "lugar especial en su biblioteca". O justamente que ya está en una de un colegio y que todos los chicos tienen acceso a él y hasta lo han trabajado con sus señoritas, esperando ansiosos el encuentro conmigo porque se dejaron atrapar por la historia y no vieron su lectura como una obligación. Y así, hay tantas historias como lectores... porque yo estoy segura que publicar un libro es entregar un pedacito de mí, dejarlo ir sin saber hasta dónde puede llegar. Eso también es magia, ¿no?
8- ¿Esperás seguir publicando por muchos años más?
Me encantaría. Sería un sueño hecho realidad poder compartir todas mis novelas y cuentos ya terminados y los que están por llegar.
En general, para un autor que recién comienza, el camino no es fácil. Uno de los temas más complicados es poder conseguir una editorial para poder publicar. Es muy difícil llegar a una que reciba el material y lo analice. Es toda una búsqueda.
Pero una vez que eso se resuelve, en pocos meses ya está la tapa, la corrección, la diagramación... y el libro terminado. Ahí arranca el verdadero desafío que es encontrarse con los lectores y ayuda muchísimo que personas como vos, Fedra, nos regalen un espacio para poder difundir nuestras obras ¡Estoy muy agradecida!
9- ¿Cuál ha sido tu experiencia/anécdota más linda que hayas tenido cuando se publicaron tus obras?
Desde el primer momento, me he sorprendido con los comentarios, con las ganas de conocer la continuación de Gemma y mis otras historias inéditas, los deseos de ver mis novelas adaptadas en películas... Pero hay una anécdota que recuerdo con mucho cariño y resume un poco esa locura linda que tenemos los lectores cuando nos enteramos que ya se publicó ese libro que queremos:
"Perpetua" había llegado desde Córdoba un día viernes y esa noche compartí la noticia vía Facebook y los primeros mensajes de "¿dónde se consigue, Vani?" empezaron a llegar. Comenté que recién al día siguiente lo llevaría a "Ficciones", la librería más cercana a mi domicilio, cerca del mediodía. Así lo hice.
¿La sorpresa? Uno de mis loquitos lindos estaba esperándome parado en la librería antes de que ésta abriera sus puertas... Su carita cuando me vio no tiene precio y la guardo en mi corazón.

Finalmente...
10- ¿Algún consejo para los escritores/as que podrían estar leyendo esto?
A los escritores, que como todo hay que animarse y no dejarse desalentar por los pequeños obstáculos que puedan surgir, sean económicos, comentarios o la timidez propia. Siempre está buenísimo seguir creciendo y aprendiendo.
Escribir es una pasión y publicar es una experiencia única para no perdérsela. Es maravilloso el contacto con los lectores, sea a través del contacto con los lectores, sea a través de las redes sociales o personalmente. Tanto las presentaciones como participar en algún stand de las ferias del libro representan un momento muy lindo en donde es increíble como te preguntan, se interesan, se llevan el libro firmado a su casa como si fuera un tesoro y, principalmente, todo el afecto que te brindan y ese empujoncito para continuar adelante. Una caricia al alma.
Y, a todos, me gustaría decirles que, aunque "gracias" parece ser una palabra muy chiquita para expresar gratitud y retribuir todo el afecto, el apoyo y la compañía que he recibido desde la publicación de mi primera novela... ¡Muchísimas gracias por ser parte de este sueño!

¡¡Esto es todo!! Muchas gracias a Vanina por haber sido tan linda, amable y muy generosa en regalarle al blog un rato de su tiempo para poder responder estas preguntas y agradecerle por dejarme conocer su novela que de verdad merece la pena leer.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...